Síndrome del
Intestino Irritable

Introducción

Los profesionales de la salud han informado que hasta un 20% de la población adulta sufre de cólicos abdominales dolorosos, a menudo acompañados por hinchazón, diarrea o constipación, sin ninguna causa física identificable.

Esta serie de síntomas desagradables y discapacitantes reciben el nombre de Síndrome del Intestino Irritable o SII.

A pesar de que los investigadores médicos todavía no están seguros de la causa de este síndrome, es una enfermedad seria en términos del impacto notablemente negativo que tiene sobre la calidad de vida de quienes la padecen. La naturaleza imprevisible de los dolores, la diarrea y otros síntomas pueden tener un efecto profundamente perturbador sobre la vida privada y profesional de quienes lo sufren.10

bowel

A pesar de que todavía no se conoce la causa exacta del SII, los expertos han definido una lista de los principales síntomas del síndrome. Se diagnostica que una persona padece SII cuando:

  • en el último año ha sufrido, durante por lo menos 3 meses, de dolor o molestia abdominal, acompañado por cambios en la motilidad intestinal normal;
  • se ha sometido a pruebas para detectar enfermedades, alergias o intolerancias que explicarían los síntomas, pero no ha conseguido una mejoría.en el último año ha sufrido, durante por lo menos 3 meses, de dolor o molestia abdominal, acompañado por cambios en la motilidad intestinal normal;
head

Las personas que sufren del Síndrome del Intestino Irritable a menudo experimentan efectos negativos sobre su estado de ánimo general como resultado del dolor y las molestias. La diarrea, constipación, flatulencia e hinchazón afectan naturalmente a la sensación de bienestar y a la confianza social de quien las padece. Esto también puede provocar dolores de cabeza, fatiga y otros problemas físicos y psicológicos.

Criterios para el diagnóstico del Síndrome del intestino irritable

Sólo un profesional médico calificado puede ofrecer un diagnóstico adecuado. El siguiente cuestionario es orientativo y presenta los criterios principales para diagnosticar SII. Cuantas más preguntas responda con un "sí", más posibilidades tendrá que su médico le diagnostique SII.

  • ¿Tiene cólicos, espasmos abdominales, hinchazón abdominal o moco en sus deposiciones?
  • ¿Ha notado cambios en la frecuencia de su motilidad intestinal y/o en la consistencia de sus deposiciones (posiblemente alternando incluso entre diarrea y constipación)?
  • ¿Mejoran los síntomas luego de un movimiento intestinal?
  • ¿Ha experimentado estos síntomas durante al menos tres meses?
  • ¿Observa una conexión entre los síntomas y las situaciones de estrés y/o tensión psicológica?
  • ¿Se han evaluado otros trastornos estomacales y/o digestivos como la causa posible, aunque sin resultados?

Si ha respondido que sí a una o más de estas preguntas, por favor consulte a su médico, ya que es posible que sufra de "SII".

belly

A pesar de que el SII afecta a la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo, desafortunadamente los científicos no son capaces todavía de definir exactamente qué es lo que lo provoca. Una hipótesis es que las personas que padecen SII tienen una sensibilidad intensificada en el tracto digestivo. Quienes padecen SII tienden a reaccionar más sensiblemente a los alimentos, al estrés y otros factores que pueden interferir en la función del intestino.

A pesar de que la causa original del SII es aún desconocida, existe sólida evidencia de que el problema empeora por dos importantes factores agravantes: comidas irritantes y el estrés.

Antes de intentar tratar los síntomas del SII, es muy importante obtener el consejo de un profesional de la salud calificado. El diagnóstico del SII sólo se puede realizar una vez que se hayan descartado todas las demás causas físicas posibles.

La buena noticia es que quienes padecen SII tienen una variedad de opciones para tratar los síntomas. También hay una serie de cosas que usted puede hacer para minimizar el impacto del SII sobre su calidad de vida. Y es importante recordar que el SII normalmente no es un problema para toda la vida ya que, en la mayoría de las personas, la gravedad del SII disminuirá con el tiempo. También es bueno recordar que el SII no es una enfermedad que ponga en riesgo la vida.

Tratamiento de los síntomas

Según los síntomas que experimente, existe una serie de productos médicos que pueden resultarle de ayuda.

Síntoma Medicación Efecto
Dolor y cólicos (a menudo
acompañados por hinchazón,
constipación y/o diarrea)
Antiespasmódicos
(p. ej.: Buscapina®)
Alivia el dolor abdominal,
molestias y cólicos
Diarrea Antidiarreicos Favorece la formación
de deposiciones más sólidas
Constipación Laxantes (p. ej.: Dulcolax®) Estimula el movimiento
natural del intestino
Flatulencia e hinchazón Antiflatulentos Reduce la presión de
los gases atrapados
Prevención de los síntomas

Puede obtener más información en la sección de Preguntas Frecuentes.

Conozca las distintas líneas de productos y elija la más apropiada para su tipo de dolor.

VER PRODUCTOS